Jugar con amigos: ¿que importancia tiene?

¿Por qué es importante jugar con amigos? ¿Alguna vez te has preguntado cuándo tus padres te «obligan» a asistir a un campus de verano aunque prefieres quedarte en casa y descansar después de la escuela?

¿Por qué estar junto a chicos y chicas de tu edad, al aire libre, rindiéndote por unas horas? videojuegos?

O científicos dieron respuesta a estas preguntas: de hecho, dieron hasta diez. Algunos expertos de la industria se reunieron para escribir una lista de diez buenas razones para jugar y lo llamaron Manifiesto de juego activo, porque el juego ACTIVA todo, no solo el cuerpo, sino también el cerebro y las emociones, convirtiéndote en una persona feliz y satisfecha.

Los diez principios del juego

1. JUGAR AYUDA A GESTIONAR LAS EMOCIONES

Al jugar, moldeas lo que hay dentro. Te encuentras compuesto de emociones, a menudo un poco más confusas, pero con el juego activo aprendes a controlarlas y recuperas un equilibrio natural entre cuerpo y mente.

2. TOCA NUESTROS SENTIDOS

Cuando juegas, tocas, sientes, miras, hueles y saboreas: exploras el mundo con mis cinco sentidos. Redescubrir
la riqueza e importancia de interactuar con la naturaleza y tu entorno y también descubrir cómo estás hecho, gustos y disgustos.

3. JUGAR ES PARTICIPACIÓN

Cuando juegas con amigos, pero también con la familia, redescubre el placer no solo de estar con los demás, sino también contigo mismo. Aprende a respetar a los demás, vive con compromisos entre diferentes opiniones, acuerdos y date cuenta de la importancia de tener amigos con quienes hablar y que te protejan en los momentos difíciles.

4. EL ERROR ES PARTE DEL JUEGO

El juego es un espacio libre de cualquier juicio, donde incluso los errores contienen nuevas posibilidades y
oportunidad. Entonces puedes cometer errores sin sentirte ansioso, experimentar, intentar, encontrar soluciones. Así aprendes a no rendirte, a gestionar los malos momentos, desarrollando tu autoestima, es decir, el hecho de … reconocer lo fantástico que eres tal como eres.

5. JUNTARSE ES UN JUEGO DE APRENDIZAJE

Jugar enseña a relacionarse y vivir con los demás. Aprendes a respetar las reglas y
comprender lo que las personas que le rodean sienten y piensan.

6. QUIÉN JUEGA MÁS ES MEJOR

Jugar te hace sentir bien, dicen incluso científicos de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Jugar al aire libre contribuye a tu salud.

7. EL AUTO DESCUBRIMIENTO ES UN JUEGO

Al jugar, tienes la libertad de expresarte sin límites: descubre quién eres, tus límites y lo que puedes hacer bien. Construye tu personalidad y desarrolla tu cerebro.

8. JUEGO: HORA ACTUAL INDICATIVA

El juego vive en el presente. No se refugia en el pasado, no le importa el futuro. Jugar
te enseña a quedarte aquí y ahora, a detenerte, esperar, concentrarte y dejar de perseguir el tiempo.

9. JUEGA A TRANSFORMAR

Jugar desarrolla la imaginación y la creatividad: observas la realidad, inventas e imaginas mundos fantásticos, pretendes vivir vidas y roles diferentes, ser otra persona. Todo se puede transformar.

10. EL JUEGO ES EL COMIENZO DE UN MUNDO MEJOR

En el juego, la diversidad es bienvenida y valorada. Todos pueden ser ellos mismos: las diferencias – edad,
género o cultura: no son un obstáculo, sino un activo. El juego ayuda a todos, jóvenes y mayores, a encontrar puntos en
común con los demás. Revela el valor de un mundo más justo, en el que todas las formas de vida son importantes.

El Manifiesto del Juego Activo es creado por un comité científico formado por especialistas del sector infantil y juvenil: Alberto Pellai, médico, psicoterapeuta del desarrollo e investigador de la Universidad de Milán; Laura Pomari, antropóloga psicomotora y cultural; Marta Rizzi, psicólogo y psicoterapeuta, Barbara Tamborini, psicóloga educativa y escritora.

Deja un comentario