¿Por qué el agua es transparente?

¿Alguna vez se preguntó por qué el agua (cuando no está demasiado sucia) nos permite ver nuestros pies sumergidos en una piscina o mirar a través de un vidrio? En conclusión, ¿Por qué el agua es transparente? La respuesta, por supuesto, está en la ciencia.

¿POR QUÉ EL AGUA ES TRANSPARENTE?

En primer lugar, hay que decir que ni siempre el agua es realmente transparente. Hay una diferencia, por ejemplo, entre mirar el agua en un vaso y la extensión de un océano: en el océano solo vemos una enorme superficie azul, no el fondo del mar y las criaturas que lo habitan. Sin embargo, ¡el agua sigue siendo agua (incluso si el mar está salado)!

De hecho, el agua en un vaso es transparente porque es moléculas, compuesto por dos átomos de hidrógeno y un oxígeno (H2O), no son suficientes desde absorber suficiente radiación de luz. El agua de mar, en cambio, que es mucha, es azul porque como los rayos de luz penetran profundamente absorbe toda la radiación luz visible, comenzando con rojo y luego pasando a amarillo, violeta y azul por último.

LAS DIFICULTADES DEL AGUA

Por eso, el agua, además de ser el elemento indispensable para la vida, tiene muchas curiosidades. Aquí están algunas…

  • El agua caliente se congela antes que el agua fría: De hecho, el agua caliente no solo tiene un proceso de evaporación continuo, ya que la cantidad de líquido a congelar se reduce y lleva menos tiempo, sino que tiene movimientos de convección (de arriba a abajo y viceversa) que evitan esa fina capa de hielo superficial. que ralentiza el proceso de congelación en agua fría. Además, el agua fría contiene gases disueltos que aumentan aún más los tiempos de solidificación.
  • El agua flota incluso cuando está congelada: ¿Por qué? El hielo, al ser sólido, debe hundirse. El agua congelada, por otro lado, crea enlaces particulares entre las moléculas de hidrógeno, que están muy separadas y, por lo tanto, hacen que el hielo sea menos denso que el agua líquida. Es por eso que los cubitos de hielo en su bebida refrescante no son profundos.

Colaboración en los textos de Niccolò De Rosa

Deja un comentario