Cómo funcionan los oídos y la audición

De nuestros cinco sentidos, escuchar es el primero en formarse, cuando todavía somos un feto de solo 3 meses. Tu meta es transformar estímulos acústicos en sensación auditiva (sonido), tomando señales sonoras del entorno externo y transformándolas para enviarlas al cerebro, donde son decodificadas y reconocidas.
a nuestro oído, Todo el sonido externo tiene la forma de una onda de sonido, como las que vemos en el mar. o que nos burlamos de nosotros mismos moviendo nuestras manos en un charco de agua.

El complejo sistema de mecanismos creado para este propósito es el audífonoo, que nos permite percibir una onda sonora como un sonido definido, con características precisas de intensidad, potencia y volumen.

CÓMO ESTÁ HECHO NUESTRO OÍDO

La oreja se divide en tres partes:

el oído externo, que corresponde al pabellón auricular y sirve para recolectar y dirigir las ondas sonoras hacia adentro, desempeñando también un papel protector para el oído medio. No es casualidad que el pabellón tenga esa extraña forma. Nota: ese pequeño laberinto concéntrico que termina en un agujero, está hecho así para recolectar sonidos y dirigirlos hacia adentro.

entonces alli esta el oído medio, que consta de una membrana llamada tímpano y tórax timpánico. el tímpano, que se asemeja a una película de goma de mascar, tiene la función de capturar, amplificar y transmitir las vibraciones de las ondas sonoras al oído interno.
Además del tímpano, hay tres pequeños huesecillos: el martillo, el yunque y el estribo. Estas vibraciones transmiten ondas sonoras al cóclea (también llamado caracol, por su forma que recuerda a los caracoles marinos o terrestres).

La cóclea es el corazón de laoído interno, que consta de una serie de cavidades excavadas en el hueso temporal, y es aquí donde la energía auditiva se procesa y se transforma en impulsos eléctricos que se envían al cerebro.
A lo largo de este tipo de espiral que es la cóclea, existen diminutas células sensoriales llamadas células ciliadas, que detectan el movimiento y lo transforman en señales químicas para el nervio auditivo.

Luego el nervio auditivo transmite el mensaje al tálamo y luego a la corteza cerebral, que es el área del cerebro que procesa e interpreta lo que escuchamos.

ESCUCHAR ANIMALES

Muchos animales, como los felinos, tienen una audición mucho más desarrollada que la nuestra, lo que les permite escuchar un objeto que se acerca a kilómetros de distancia.

Un caso muy indicativo es el de murciélagos que a pesar de estar casi ciego Ellos «ven» con sus oídos.

Seguro que las habrás notado, a veces en las noches de verano, con ese vuelo circular por las casas. Para saber la distancia exacta de las cosas Los murciélagos emiten ondas sonoras de alta frecuencia que «rebotan» en los objetos y regresan a ellos., lo que le permite, por ejemplo, determinar la distancia a un obstáculo, evitarlo o localizar una presa.

Fuentes: Enciclopedia Treccani y Prof. Sergio Albanese

Deja un comentario