Laboratorio: construyamos una brújula

La brújula magnética es una antigua herramienta de navegación utilizada para indicar los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste. Consiste en una aguja magnética que se alinea con el campo magnético de la Tierra en el polo norte. Si te pierdes y no tienes una brújula, puedes hacerlo tú mismo fácilmente usando una pieza de metal magnetizada y un recipiente con agua. Vea cómo empezar.


Deja un comentario