Estrellas fugaces, dónde (y cómo) mirar al cielo

O 10 de agosto – incluso si la mejor noche para la observación es entre las 12 y las 13 – la órbita de la Tierra entrará en una posición que permita la visión de estrellas fugaces, o mejor dicho, la lluvia de meteoritos en Perseidas (llamados así porque parecen provenir de la constelación de Perseo), cuyos numerosos cuerpos celestes arden en contacto con la atmósfera y suelta un rastro luminoso que da vida a las llamadas «estrellas fugaces» (que, sin embargo, son escombros de hielo y polvo dejados por el cometa Swift-Tuttle)

ENTRE CIENCIA Y TRADICIÓN

Todo esto, sin embargo, los antiguos no lo sabían y, por lo tanto, atribuyeron la «caída» de estas estrellas a lágrimas del cielo por el martirio de san lorenzo ocurrió el 10 de agosto de 258 dC De ahí la creencia de que el avistamiento de una de estas «lágrimas» tomar para cumplir un deseo.

Tanto si buscas un deseo como una simple curiosidad científica, las noches entre el 10 y el 17 de agosto son siempre un espectáculo natural que te dejará sin aliento. Para aprovecharlo al máximo, se necesitan pequeños trucos:

  • 1 – BÚSQUEDA DE LA OSCURIDAD

    Puede parecer trivial, pero, especialmente en las ciudades, es difícil de encontrar espacios libres de interferencias lumínicas (casas, postes de luz etc …) y que permiten una amplia visión del cielo.

  • 2- NECESITAS PACIENCIA

    Los meteoritos no se manifiestan por orden y el ojo humano necesita más alrededor de media hora para adaptarse a la oscuridad y enfocar el cielo estrellado. Por lo general, el mejor momento es entre las 10 p.m. y las 4 p.m. (para que no tengas que levantarte para ir a la escuela por la mañana …)

  • 3 – SABER DÓNDE MIRAR

    Las estrellas fugaces pueden venir de cualquier dirección, pero en el caso de las Perseidas es mejor orientarse hacia el noreste, hacia la constelación de Perseo, inmediatamente después de la constelación «W» de Casiopea: esta es la Radiante (de donde «irradian» las estrellas fugaces) Aquí es de donde vienen la mayoría de los meteoros.

  • 4 – OJOS AL CIELO
    no use binoculares, no es necesario, ni siquiera mires los teléfonos inteligentes, ya que su iluminación obligará a que la vista vuelva a acostumbrarse a la oscuridad, con el riesgo de perder algunas estrellas fugaces.

FUENTE: Focus.it, Corriere.it

Deja un comentario