La vida de Rafael, un pintor extraordinario

Raffaello Sanzio es el pintor más famoso del Renacimiento: en su corta vida creó cientos de pinturas, frescos y obras arquitectónicas en las que emerge su obsesión por la perfección, una búsqueda constante y continua del ideal de belleza femenina que pudo alcanzar en los últimos tiempos. años de su vida.

JOVEN PRODIGIO

Raffaello Sanzio Nacido en 1483 en una familia acomodada de Urbino, aprendió el oficio en el taller de su padre, que también era pintor.

Quedó huérfano a una edad muy temprana, perdiendo a su madre a la edad de ocho años. En sus futuras pinturas de Madonnas con niños Raffaello intentará a lo largo de su vida recrear esa relación especial que una madre crea con su hijo, un abrazo eterno que lo acompaña durante toda la vida.

Rafael, el joven prodigio: de los 21 a los 23 en el cine – tráiler

PERUGIA Y FLORENCIA

En los años siguientes, Raphael se mudó a Perugia de un artista muy popular en ese momento, el Perugino. Consigue su primer trabajo a los 16 años, pero en 1504 se traslada a Florencia para estudiar las obras de Leonardo es de Miguel Angel y gracias a un trabajo intenso, desarrolló un estilo único al pintar algunos de sus cuadros más famosos, como la Madonna del Cardellino. Junto al tema de la maternidad, Raffaello, en sus pinturas, buscará reproducir la belleza más absoluta, tanto en las técnicas pictóricas como en los rasgos somáticos de sus personajes.

GRANADA

Raffaello todavía no está satisfecho, no ha alcanzado el ideal de belleza para incorporarse a las pinturas. En 1508 fue llamado a Roma por el Papa Julio II y trabaja en la Basílica de San Pedro: la escuela de Atenas en la Sala da Signatura, luego la Sala de Heliodorus, la Sala de Fogo en Borgo (Museos Vaticanos). Su fama como gran pintor se consolida. En estos años se da cuenta de la Virgen sixtina, uno de sus cuadros más famosos, con los angelitos en primer plano, que se convertirán en figura pictórica recurrente en los años siguientes).

También está interesado en la arqueología, participando en numerosas excavaciones y descubriendo hallazgos antiguos.

LA BELLEZA IDEAL

En los últimos años de tu vida Raffaello también trabaja con sus alumnos en los frescos de Villa Farnesina, donde describe varios mitos, como los que se cuentan en El asno dorado de Apuleyo y Cupido y psique.

Durante este período se enamora de una mujer, que se convertirá en su musa. Tu rostro aparece por primera vez en Horno, una de las pinturas más famosas de Rafael que se conserva hoy en el Palazzo Barberini de Roma. Ella era Margherita Luti, hija de un panadero en Trastevere, un barrio de Roma.

A partir de entonces, las figuras femeninas de sus pinturas y frescos tendrán el rostro de la mujer de la que está enamorado: Rafael finalmente alcanzó su ideal de perfección en su búsqueda de la belleza absoluta.

La Transfiguración fue la última gran obra de Raffaello Sanzio.

El pintor, ahora famoso en todo el mundo, murió en 1521 a la edad de 37 años, probablemente de neumonía.

Deja un comentario