cuida la alimentación de los niños en Navidad

MADRID
Actualizado:

Guardar

La Navidad es el momento perfecto para compartir tiempo en la cocina con los más pequeños de la casa y que disfruten de unos días festivos donde son los protagonistas. Y aunque como ya sabemos no es la mejor época del año para hacer dieta sí podemos seguir manteniendo hábitos saludables y una dieta sana para entrar con buen pie en el nuevo año.

Desde Teka ofrecen algunos tips para evitar que los más pequeños se empachen de dulces antes de tiempo. Para ello, recomiendan consumirlos justo en los días clave, por ejemplo, de postre en Nochebuena o en la comida de Navidad. Otra idea interesante es elaborar los dulces en casa y que se convierta en una actividad donde participe toda la familia. Desde galletas, tartas e incluso helados. De esta manera controlaremos mejor los ingredientes que van a ingerir, cantidades de azúcar y mantequilla, el tipo de aceite, etc. Dulces caseros 100%.

Platos saludables y divertidos

En referencia al menú de las cenas y comidas navideñas hay que tener en cuenta que los niños no toman los mismos platos que los adultos. Debemos prepararles platos que sean atractivos pero saludables como por ejemplo embutidos ligeros como el pavo, patés vegetales, o huevos rellenos de atún con mayonesa casera. Además, en Navidad podemos ser más creativos y elaborar decoraciones bonitas que hagan los platos más atractivos.

En cuanto a las cantidades, debemos servirles un poco de todo en un plato no demasiado grande, para que pruebe de todas las elaboraciones que hayamos preparado y también comparta con los demás.

De esta manera, los niños no comerán solo de lo que más le apetezca y probarán todos los platos. Una combinación perfecta de modales en la mesa, buena alimentación y fomento del espíritu navideño.

Comidas más ligeras para el día después

Si a pesar de controlar lo que hemos comido en cenas y comidas navideñas nos hemos pasado un poco, la mejor opción es compensar toda la familia preparando una comida más ligera el resto de la semana. La principal apuesta es ingerir más fruta y verdura y beber más agua.

Además de la dieta no nos podemos olvidar del deporte. Aunque haga frío y no sea el mejor momento para correr o montar en bici podemos dar un paseo y ver los escaparates decorados y las luces navideñas de visten nuestra ciudad. Y para los que prefieran quedarse calentitos en casa podemos desarrollar juegos más activos para el cuerpo y que toda la familia se mueva.

No rompamos la rutina

A pesar de que los niños estén de vacaciones es vital que sigan una rutina diaria con los mismos horarios y plan de comida incluyendo meriendas saludables sin caer en los dulces navideños.

Una pieza de fruta o un bocadillo es mejor opción que un trozo de turrón o polvorones que los reservaremos para los días festivos.

El mejor ejemplo para los reyes de la casa eres tú. Los niños suelen aprender por imitación de las conductas de sus mayores. Así que predica con el ejemplo y cuida tu alimentación, toma los dulces con moderación y disfrutad de unas fiestas en familia únicas e inolvidables.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Ver los
comentarios

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *