escapada de fin de semana en Desembarco del Rey

Madrid
Actualizado:

Guardar

Escaparse un fin de semana por nuestro país o incluso por Europa siempre es una buena opción para romper con la rutina sin causar demasiado alboroto a nuestro ritmo de vida. Es fácil, cómodo y no requiere gastar días de vacaciones ni arruinar nuestro presupuesto. Es más, ni siquiera hace falta de una planificación anticipada. Tan fácil y sencillo como dejarte llevar. Y es que, ya sea una escapada nacional o internacional, de corte urbano o rural, tenemos la suerte de tener un montón de destinos a tiro de piedra que más quisiera medio planeta.

Vaya por delante que no hay destino malo en esto de perderse un finde por ahí. Sí que es cierto que hay mucha gente que opta por grandes ciudades europeas como Londres, París o Roma. Y oye, que son ciudades preciosas, pero… ¿de verdad te da tiempo a descubrirlas en solo un fin de semana? Acostumbramos a pensar en grande y, a veces, hay destinos más pequeños y menos populares que las grandes capitales. Dubrovnik, por ejemplo, que popular es un rato (y más desde que Juego de Tronos la puso en mapa de Westeros), es uno de esos destinos europeos asequibles que puedes conocer en solo un fin de semana. Sin prisas. Sin estrés. Sin tener que perseguir un tren de puntos turísticos que visitar hasta acabar extenuado. La ciudad medieval croata, es taaan pequeñita que hasta si exprimes bien el día, puedes conocerla en una jornada. Pero calma, sí, que hemos acordado conocerla sin prisas.

Las murallas que protegen y escoltan la ciudad vieja de Dubrovnik están llenas de rincones con vistas incríbles de la ciudad
Las murallas que protegen y escoltan la ciudad vieja de Dubrovnik están llenas de rincones con vistas incríbles de la ciudad – @armandohueso

¿Qué ver y hacer en Dubrovnik?

Para una escapada de fin de semana en Dubrovnik (ya sean dos, tres o incluso un puente largo de cuatro días), lo mejor es alojarse en el centro de la ciudad vieja. Entre sus callejuelas estrechas y casas de piedra, hay todo tipo de alojamientos. Así, con una base bien cerquita de todo, será mucho más fácil aprovechar el tiempo.

Lo principal que hay que hacer y ver en Dubrovnik son sus calles. Al ser pequeña y tener una arquitectura de lo más homogénea, en nada sentirás que ya lo has visto todo. Una de sus atracciones más bonitas es la muralla. La entrada cuesta 200 kunas (algo menos de 27 euros) y aunque te echen para atrás estas típicas «atracciones», te aseguro que no te arrepentirás. El recorrido de la muralla es fantástico. Bien cuidadas y con unas vistas increíbles. Las panorámicas, el sonido de los pájaros revoloteando un mar de tejas rojas… ¡es como estar en Desembarco del Rey! Ah, y recuerda, con la entrada para recorrer las murallas de Dubrovnik, también va incluido el acceso a la fortaleza Lovrijenac (escenario, también, de algunas de las escenas más conocidas de Juego de Tronos).

La vista aérea del mar de tejas rojas de la ciudad vieja de Dubrovnik (Desembarco del Rey, capital de los Siete Reinos) es una de las escenas más reconocibles de Juego de Tronos
La vista aérea del mar de tejas rojas de la ciudad vieja de Dubrovnik (Desembarco del Rey, capital de los Siete Reinos) es una de las escenas más reconocibles de Juego de Tronos – @armandohueso

Por supuesto, visitar la isla de Lokrum es otra de las opciones más recomendables. Ya sea para pasar el día o para disfrutar de media jornada, en esta isla ubicada frente a la ciudad vieja de Dubrovnik, tienes unas «playas» de agua cristalina increíblemente apetecibles. Y digo «playas» porque realmente se trata de una costa rocosa, por lo que no hay arena, pero no te preocupes, son de muy fácil acceso. Para llegar a la isla tienes que coger un ferry. Su precio (desde Dubrovnik) no llega ni a los seis euros. Sin embargo, ahí va el primer consejo, ten en cuenta que si vas a visitar Cavtat en tu escapada a Dubrovnik, puedes aprovechar el viaje de vuelta en barco desde Cavtat y parar en Lokrum. O al revés. Así te ahorrarás dinero y no harás un viaje de más. (Más abajo te cuento sobre la localidad de Cavtat).

Por último, la otra gran atracción de Dubrovnik es la subida en teleférico a la montaña que escolta a la ciudad medieval. Las vistas son ESPECTACULARES. El precio de la entrada ida y vuelta son 170 kunas (22 euros aprox.). Eso sí, ¡cuidado! Que lo que no te van a decir es que puedes subir o bajar a pie. Es más, lo que realmente merece la pena, es la bajada. Las vistas son incluso más bonitas desde el camino rural que baja por la ladera que desde la propia estación del teleférico. Y sí, no exagero, las vistas son pre-cio-sas. No decepcionan. Así que, si te ves con ganas, no dudes en hacer la bajada a pie (la subida es dura si no estás en forma) y asegúrate de pillar solo ticket de subida (70 kunas, lo que vienen a ser menos de 10 euros).

Las vistas desde lo alto de la montaña a la que puedes subir a pie o en teleférico, son preciosas. Recomendación: merece la pena subir en teleférico y bajar a pie
Las vistas desde lo alto de la montaña a la que puedes subir a pie o en teleférico, son preciosas. Recomendación: merece la pena subir en teleférico y bajar a pie – @armandohueso

Sobre playas en Dubrovnik, comentar que lo más interesante está en la isla de Lokrum o en las terrazas con bares en los «acantilados» de la ciudad. Estos lugares están a un salto de las aguas turquesas (literal). Muchas guías recomiendan la playa de Banje, aunque en mi opinión está sobrevalorada. Sí, tiene unas vistas medianamente bonitas, pero Lokrum es mucho más tranquilo, está menos masificado y cuenta con naturaleza y calma para poder perderse de la humanidad.

¿Qué necesitas saber antes de viajar a Dubrovnik?

En Croacia no usan el euro. Al menos no por ahora. La moneda del país dálmata se llama Kuna y recibe su nombre de un animal que, en tiempos antiguos, su piel servía como moneda de cambio. Sí, ya sé lo que te estás preguntando… ¿necesito cambiar euros a kunas para ir a Dubrovnik solo un par de días? Pues la verdad es que no. En la mayoría de sitios puedes pagar con tarjeta de crédito y, en otros tantos, admiten euros. Eso sí, es muy posible también que haya comercios, restaurantes o, por ejemplo, autobuses interurbanos, que no admitan más que kunas. Peeeero, ¡no hay problema! Si eres un viajero intrépido ya sabrás que hay tarjetas de crédito para viajar con las que podrás sacar dinero de tu cuenta desde cajeros y sin tener que pagar comisiones. Y en el peor de los casos, oye, pues qué son tres euros… ¡que estás en Croacia!

Algo que no pasa desapercibido es el increíble estado de conservación de murrallas, casas y fortalezas de Dubrovnik. En la imagen, la fortaleza de Lovrijenac, plató de algunas de las escenas más míticas de Juego de Tronos
Algo que no pasa desapercibido es el increíble estado de conservación de murrallas, casas y fortalezas de Dubrovnik. En la imagen, la fortaleza de Lovrijenac, plató de algunas de las escenas más míticas de Juego de Tronos – @armandohueso

Otros lugares que ver cerca de Dubrovnik

Si por lo que sea te sobra un día porque le regalas al finde una tercera jornada (o te pillaste un puente), está claro que te va a sobrar tiempo en Dubrovnik. La buena noticia es que esta ciudad croata está cerca de un montón de sitios bonitos. Desde aquí, puedes hacer excursiones organizadas o a tu aire a Mostar y Kravice en Bosnia Herzegovina (sí, Bosnia es segura, no temas), a la bahía de Kotor (Montenegro) con su magnífico fiordo y pueblos medievales, o escaparte a islas de Croacia en barco o localidades como Cavtat.

Las dos primeras opciones son, en principio, las más apetecibles. Tanto Bosnia como Montenegro tienen fama de ser lugares increíbles. Las excursiones organizadas, aunque no son el plan perfecto para muchos viajeros, son un apaño fácil y cómodo a la hora de improvisar una excursión. Ambos destinos están fuera de la Unión Europea y, ¡muy importante!, si te decides por una de esas dos opciones, asegúrate de que puedes viajar y todo está en orden. Actualmente con la pandemia de coronavirus, la UE ha prohibido viajar a ambos países por la mala situación epidemiológica en varias ocasiones. La buena noticia es que tienes diferentes opciones para reservar excursiones que puedes cancelar con tan sólo 24 horas de antelación y sin coste alguno.

Vistas de la costa desde el ferry que hace el recorrido Dubrovnik - Cavtat
Vistas de la costa desde el ferry que hace el recorrido Dubrovnik – Cavtat – Foto @armandohueso

Sobre Cavtat, se trata de una pequeña localidad situada a tan sólo 16 kilómetros de Dubrovnik. Bonita, coqueta y tranquila, cuenta con buenas playas (y no solo de rocas) para bañarse y desconectar durante tu escapada a Croacia. Puedes llegar aquí desde Dubrovnik en barco o cogiendo el autobús interurbano (línea 10). Eso sí, recuerda que estos buses no admiten euros ni pago con tarjeta, por lo que tendrás que sacar algo de dinero en algún cajero. (Si te ves apurado, no te preocupes, justo delante de la parada del bus hay un cajero y un establecimiento de cambio de moneda).

En definitiva, sobran razones para escaparse a Dubrovnik un fin de semana. Pero si aún así necesitas de alguna excusa para dar el salto al Adriático, toma nota: es un destino asequible, una ciudad pequeña, con cultura, playas estupendas, destinos diferentes y muy próximos, es relajada, bonita como pocas, única (no hay otra ciudad igual en el mundo) y a poco más de dos horas y media de España. ¡Ahí es nada!

Ver los
comentarios

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *